7/11/2018

POESÍA - BLOG TORO SALVAJE

La flauta del pastor

9 de julio de 2018


Voy a tener que recoser los días

y darle la vuelta a todas las memorias.

No es justo estar encarcelado

en unos pasados 

que nunca desaparecen

y que quieren volver a ser presentes.

POEMA 1

"Hay días oscuros

en los que regalaría

mi nombre y mis recuerdos

para volver a renacer

y vivir unos cuantos años blancos."

Hace días que busco mi sonrisa

y no la encuentro por ninguna parte.

Abro cajones, agendas, miradas

y hasta rebusco en el fondo de mis tristezas.

Ni rastro de mi escuálida sonrisa.

Alguien me la robó sin que yo me diera cuenta

o quizá la perdí en un sueño que era pura mentira.

Y yo no quiero comprar sonrisas de cartón.

No me sirven para nada, yo tengo alma y corazón.

POEMA 2

"Ahora mismo me veo en un recuerdo.

Estoy sentado en la esquina de una tarde otoñal.

Mis padres discuten por cualquier cosa...

Y yo me hago pequeño y tampoco tengo sonrisa.

Sólo tengo lágrimas en mis ojos de niño asustado."

Cada vez le tengo menos miedo a la muerte.

Este mundo ya no me gusta casi nada.

Empiezo a pensar que es una bendición el abandonarlo.

Y antes de que nadie se preocupe: no me voy a suicidar.

Pero dentro de mí suenan campanadas de adiós

desde hace ya muchísimo tiempo: Ding, Dong, Ding, Dong...

POEMA 3

"Sigue avanzando el verano por la cuesta de los días.

Y yo me voy haciendo sombra, tristeza, dolor y ausencia.

Mis referentes en el mundo van desapareciendo

y la sospecha de una vida equivocada ensombrece mi alma.

A veces miro a la luna y me pregunto qué pensará ella

de tantos sentimientos perdidos en la negra historia humana."

Cuando yo muera quisiera enterrar todos mis latidos

en una tumba de amores imposibles y noches de huérfano.

Una tumba invisible a los ojos de la sinrazón y de la codicia.

Una tumba que visitaran poetas locos y musas desahuciadas

para dejar encima de mi lápida un bello ramo de lágrimas rotas.

POEMA 4

"Las lágrimas han sido mis fieles compañeras

durante este arduo camino que hace tanto que dura.

Lágrimas que se casaron conmigo nada más nacer

y me acompañaron a lo largo de tantas emociones y recodos.

Las quiero de corazón.

Las quiero más que a cualquier cosa.

Han sido el beso triste de una vida tortuosa que nunca jamás brilló".

Suenan campanas como ya he dicho.

Son campanas que anuncian algo.

Son campanas de espíritu devastado y enorme desazón.

Ding, Dong, Ding, Dong, Ding, Dong, Ding, Dong...

No sé dónde está el campanario invisible que las aloja.

No sé dónde está esa iglesia perdida en la que late mi corazón.

No sé nada de nada, no sé de donde vengo, ni quién soy, ni a donde voy.

POEMA 5

"Supongo que cuando nací alguien debió alegrarse.

Supongo que pensaron que me esperaba mucha felicidad.

Pero hay niños que nacen muertos por dentro

y aunque se muevan, aunque caminen, aunque hablen, aunque sonrían

están enterrados de por vida en el cementerio de los corazones malheridos.

Si alguna vez pasáis cerca de ese cementerio, regaladles por favor una sonrisa."


(TORO SALVAJE)
-----

 A modo de comentario
Con el permiso de Xavi TORO SALVAJE, he preparado una entrada con los versos de su CALEIDOSCOPOEMAS 27, y he añadido las canciones que me vinieron a la cabeza en este paseo poético musical.  Volveré a dejarle el enlace, Poeta niño de “alma y corazón”.
Prólogo:
https://www.youtube.com/watch?v=E7_JIn-azvk 
Souvenirs d'enfance. Richard Clayderman
---
El POEMA 1:
https://www.youtube.com/watch?v=ldhnbgOYpXE
Alma, corazón y vida
--
El POEMA 4,  y el sonido de las campanas me evocaron otras más románticas, 
https://www.youtube.com/watch?v=s4IQBY-Vuzs
Ding, dong, ding, dong - Leonardo Favio
y también me ha recordado un bolero: Qué importa saber quién soy, (Vagabundo)
https://www.youtube.com/watch?v=_5Ef1iDwEVQ
Los Panchos: Vagabundo
En el POEMA 5, se nos muestra como el niño sensible que era, y sabe reencontrarse con él, y entender el valioso mundo de la infancia y así nos lo deja en sus escritos.
https://www.youtube.com/watch?v=vKmfru1mNiM
Niños felices (What a Wonderful World: Oh, que Mundo tan Maravilloso )
--
CONCLUSIÓN:
Como se puede apreciar -día a día- por sus seguidores, Xavi TORO SALVAJE es un poeta muy querido en la Red del mundo Blogger. Y son muchas las sonrisas que provoca y que recibe.


..."la vida vale la pena si sonríes"

--
     MIS BLOGS:


4/01/2018

POESÍA - XAVIER DE MAISTRE (1) - LA JOVEN SIBERIANA (1)-

J. DE MAISTRE
OBRAS COMPLETAS
Versión española de H. Giner de los Ríos
Martínez y Guliosa, Editores
Madrid -1886
--
VIAJE EN TORNO DE MI CUARTO 
Traducción de José Zambrano
Ilustraciones: Pedro Prat
Ediciones Astarté (Barcelona) 1946
(Esta edición fue de 1041 ejemplares, numerados, más diez ejemplares de colaboración.)
---------


OBRAS COMPLETAS

La joven Siberiana
Los prisioneros del Caúcaso
El Leproso de Aosta
Viaje alrededor de mi cuarto
Expedición nocturna alrededor de mi cuarto
----




LA JOVEN SIBERIANA
(Copio del inicio)

"El valor de una joven, que á fines del reinado de Pablo I, marchó á pié desde Siberia para ir á San Petersburgo á pedir el perdón de su padre, llamó a atención de aquel tiempo, lo bastante para decidir á una autora célebre(1) á convertir en heroína de novela á esta interesante viajera.
[...] Prascovia Lepuloff era su nombre. Su padre, de noble familia de la Ukrania, nació en Hungría, á donde las circunstancias habían conducido á sus progenitores, y sirvió algún tiempo en los húsares negros [...]
[...] Se ignora la causa de su destierro á Siberia; su proceso, así como la revisión del mismo que se hizo después, permanecieron en secreto. Algunas personas han pretendido, sin embargo, que fue procesado por malquerencia de un jefe, y á consecuencia de una insubordinación. De cualquier modo que sea, en la época del viaje de su hija, llevaba catorce años en Siberia, relegado en Ischim, pueblo cercano á las fronteras del gobierno de Tobolsk, viviendo con los suyos de la módica retribución de diez kopecks diarios, asignada á los prisioneros que no son condenados á trabajos públicos.
La joven Prascovia contribuía con su trabajo á la subsistencia de sus padres ayudando á los lavanderos del pueblo ó á los segadores, y tomando parte en todas las faenas del campo en las que sus fuerzas la permitían ocuparse; en pago de ellos recibía trigo, huevos ó algunas legumbres. Llegada a Siberia en su infancia, y no teniendo ninguna idea de otra suerte mejor, entregábase con alegría á sus penosos trabajos, que soportaba con mucha pena." 
(1) Mad. Cottin

------
Enlace  Texto completo en francés.
https://fr.wikisource.org/wiki/La_Jeune_Sibérienne
---
Del autor, Xavier de Maistre, nos dice Wikipedia:

[...]"Su obra más conocida es el Voyage autor de ma chambre, escrita en 1794 y publicada por su hermano Joseph de Maistre. En ella cuenta de forma autobiográfica cómo un joven oficial, obligado a permanecer confinado en su habitación durante cuarenta y dos días, describe sus pensamientos, costumbres, muebles, grabados, etc, como si viajara por un país extraño. Esta obra ofrece una parodia amable de la literatura de viajes y anuncia el interés romántico por la expresión de la individualidad. El Voyage destaca por su ligereza y la fantasía con la que el autor juega con el lector, en la línea de Laurence Sterne (autor muy apreciado por De Maistre).
En 1811 escribió Le lépreux de la cité d'Aoste, pequeña obra de treinta páginas, de gran sencillez estilística, donde expone un diálogo entre un leproso y un soldado.
Posteriormente escribió dos novelas más: La jeune sibérienne y Les prisonniers du Caucase (ambas de 1825)."

A MODO DE COMENTARIO

Hay tanto libro a nuestro alcance para elegir, que tener alguien que nos oriente y en quien confiar a la hora de decidirnos -con garantía de acierto-, para el empleo de unas horas en la lectura,  es una gran ventaja.
Hace unos días, Javier Funchal, poeta inspiradísimo y generoso -que podemos encontrar en Facebook-, nos hablaba de un artículo de E. Vila-Matas que, el dos de enero de dos mil diez,  le había llevado hasta el 'Viaje alrededor de mi cuarto' de Xavier de Maistre.

Al buscar información, encontré que entre las obras de este autor se encontraba LA JOVEN SIBERIANA, relato que recordaba. Pensé, cuándo pude haber leído esa historia, ya que al volver a las páginas he tenido la sensación de conocer a la joven Prascovia.

El final de mi investigación me llevó hasta varias publicaciones de las obras de ese autor, a cada cual con más poesía. Me llamó la atención, en las diferentes ediciones, los traductores que se habían sentido atraídos por sus trabajos.
Así, encontramos:
en el ejemplar de las Obras completas, traducción de H. Giner de los Ríos
en 'El Leproso de la ciudad de Aosta 'y 'Los prisioneros del Cáucaso', a Nicolás Salmerón y García y Ceferino Palencia Tubau,

Comienzo aquí una serie de entradas dedicadas a estos escritos llenos de poesía y belleza.

--
MIS BLOGS:

2/06/2018

5 de FEBRERO - ANIVERSARIOS- POESÍA



ANTOLOGÍA PERSONAL
Colección Visor de Poesía (2000)
Caricatura cubierta: Camilo Vázquez

El baile de Águedas

Veo que no queréis bailar conmigo
y hacéis muy bien. ¡Si hasta ahora
no hice más que pisaros, si hasta ahora
no moví al aire vuestro estos pies cojos!
Tú siempre tan bailón, corazón mío.
¡Métete en fiesta; pronto,
antes de que te quedes sin pareja!
¡Hoy no hay escuela! ¡Al río,
a lavarse primero,
que hay que estar limpios cuando llegue la hora!
Ya están ahí, ya vienen
por el raíl con sol de la esperanza
hombres de todo el mundo! Ya se ponen
a dar fe de su empleo de alegría
¿Quién no esperó la fiesta?
¿Quién los días del año
no los pasó guardando bien la ropa
para el día de hoy? Y ya ha llegado.
Cuánto manteo, cuánta media blanca,
cuánto refajo de lanilla, cuánto
corto calzón. ¡Bien a lo vivo, como
esa moza se pone su pañuelo,
poned el alma así, bien a lo vivo!
Echo de menos ahora
aquellos tiempos en los que a sus fiestas
se unía el hombre como el suero al queso.
Entonces sí que daban
su vida al sol, su aliento al aire, entonces
sí que eran encarnados en la tierra.
Para qué recordar. Estoy en medio
de la fiesta y ya casi
cuaja la noche pronta de febrero.
y aún sin bailar: yo solo.
¡Venid, bailad conmigo, que ya puedo
arrimar la cintura bien, que puedo
mover los pasos a vuestro aire hermoso!
¡Águedas, aguedicas,
decidles que me dejen
bailar con ellos, que yo soy del pueblo,
soy un vecino más, decid a todos
que he esperado este día
toda la vida! Oídlo.
Óyeme tú, que ahora
pasas al lado mío y un momento,
sin darte cuenta, miras a lo alto
y a tu corazón baja
el baile eterno de Águedas del mundo,
óyeme tú, que sabes
que se acaba la fiesta y no la puedes
guardar en casa como un limpio apero,
y se te va, y ya nunca...
tú, que pisas la tierra
y aprietas tu pareja, y bailas, bailas.


Leemos:
“Es uno de los escasos poetas esenciales –poetas, sin más- que ha escrito en castellano, en España, tras la muerte de Miguel Hernández. Sería tentador hablar de la huella de Dylan Thomas en Rodríguez. También, en algún sentido, representaría una trampa, porque la historia acaba siendo enemiga del placer poético”.
                                                                                                      Miguel García-Posada
pp.17-18 'EL BAILE DE ÁGUEDAS'
--
A modo de explicación

Ayer -día de Santa Águeda-, mi madre habría cumplido 93 años. En otro 5 de febrero, también había nacido su padre.
Desde que era niña conocía la historia de la Santa, por alguna estampa, por la narración de su martirio.
Se me ha ocurrido preparar esta entrada, después de leer -en Facebook- unos versos de Claudio Rodríguez, escogidos en el  texto del poeta Javier Funchal:
..." ¿Y si la primavera es verdadera?
Ya no sé qué decir. Me voy alegre.
Tú no sabías que la muerte es bella,
triste doncella."
El título, con nombre de oración: 'SECRETA', casi me ha transportado a revivir alguna antigua Misa, y
"Ahora se salva lo que se ha perdido" a las lecturas del Nuevo Testamento:



"Porque el Hijo del hombre vino a salvar lo que había perecido." (Mateo 18: 11)
(Por asociación de ideas):
Enlaces:
(*)  Iglesia de Santa Águeda de Burgos

Burgospedia, en su post: 'Iglesia Santa Gadea o Santa Águeda" nos recuerda que "a Santa Gadea se encomendaba de un modo especial la fidelidad de los juramentos". 


--
El poema, 'SECRETA' de CLAUDIO RODRÍGUEZ, en YouTube, convertido en canción:




Canción de "LUIS RAMOS sobre el poema "Secreta" del libro "Casi una leyenda" de CLAUDIO RODRÍGUEZ. Aparece en el CD "El aire de lo sencillo" dedicado íntegramente a poemas de este gran autor. El piano de EDUARDO LAGUILLO acompaña de forma magistral los versos del poema."
--
ALTO JORNAL






https://www.youtube.com/watch?v=7p57QVhrVtc 

--
MIS BLOGS:

1/04/2018

JOSÉ SÁNCHEZ ROJAS (20) POESÍA: JUANA DE IBARBOUROU (1) AMISTAD: MARY SANTIAGO MIRAT (1)


EL ADELANTO -19.3.1926:3
(El Adelanto : Diario político de Salamanca: Año XLII Número 12834 - 1926 Marzo 19, pág.3) 

CRÓNICAS DE SÁNCHEZ ROJAS
JUANA DE IBARBOUROU
Para la señorita Mary Santiago Mirat

¡Oye, Mary, oye! Es una mujer, una morenita como
tú, uruguaya, esposa de un comandante de Montevideo, la que canta:

¡Oh, lino, madura, que quiero tejer
sábanas del lecho donde dormirá
mi amante, que pronto, pronto tornará!
(Con la primavera tiene que volver)

Y sigue diciéndole a su esposo en voz baja, para que sólo lo oiga él:


Yo respeto y adoro la luz como si fuera
una cosa que vive, que siente, que medita,
un ser que nos contempla transformado en hoguera.

Así, cuando yo muera, he de ser a tu lado
una pequeña llama de dulzura infinita
para tus largas noches de amante desolado.

Se acarician los dos -santamente- una mañana de primavera, como ésta en que te escribo, Mary. Y Juanita le dice, mimosa y femenina:


¡Tómame ahora, que aún es temprano,
y que tengo rica de nardos la mano!
Hoy, y no más tarde. ¡Antes que anochezca
y se vuelve mustia la corola fresca!

Hoy, y no mañana. ¡Oh, amante!, ¿no ves
que la enredadera crecerá ciprés?

El alma de Juanita vibra, vibra siempre. Como una estrella. Como un astro. Como una flor. Más: como una madre que es Juanita. Oye, Mary:

Es mi alma, ¡mi alma!, que sufre la tortura
y se exalta en extraña ansiedad de ternura
lo mismo que su hermana
Teresa de Jesús.

Es mi alma, ¡mi alma!, que desea una cruz
de amor grande y doliente, de pasión y martirio.
¡Mi alma roja y blanca, de rosal y de lirio!



Juanita, sufrió y lloró; por eso es buena y santa. Oye, Mary, oye:


Y ahora está mi alma abierta a cuatro vientos.
fue cada sufrimiento una nueva ventana
hacia los dilatados y puros firmamentos.


Era inhospitalaria, insensible y oscura;
dolor abrió sus puertas y ahora de ella mana
un gran haz de luz clara de infinita dulzura.

 
A Juanita la besaron sus hijos en las manos. ¡Oye, Mary, oye! Y le nacieron rosas en las manos de Juanita:

Y murmura al verme la gente que pasa:
«¿No veis que está loca? Tornadla a su casa.
¡Dice que en las manos le han nacido rosas
y las va agitando como mariposas!»

¡Ah, pobre la gente que nunca comprende
un milagro de éstos y que sólo entiende,
que no nacen rosas más que en los rosales
y que no hay más trigo que el de los trigales!

Que me digan loca, que en celda me encierren,
que con siete llaves la puerta me cierren,
que junto a la puerta pongan un lebrel,
carcelero rudo, carcelero fiel.

Cantaré lo mismo: «Mis manos florecen.
Rosas, rosas, rosas a mis dedos crecen».
¡Y toda mi celda tendrá la fragancia
de un inmenso ramo de rosas de Francia!

Mary, bonita: un desterrado envía a otro este ramillete de flores del Uruguay! Lo guardo para ti: en el correo te lo envío. Y despojo los más lindos claveles y los pongo a tus pies, amiga mía, al levantarme, antes de ganar el pan mío de cada día, una mañana de Marzo, en que ha comenzado a florecer el almendro, cara a la montaña!
José Sánchez Rojas.
Huesca, 16 Marzo 1926

A modo de comentario
Como nos recuerda Wikipedia: [J.S.R.]:"En 1926 es desterrado a Huesca por Miguel Primo de Rivera​ debido a su defensa pública de Unamuno, ciudad en la que participa en la vida pública, colabora con periódicos locales y continúa con la vida bohemia que le caracterizaba"
En esa ciudad aragonesa, Sánchez Rojas, se sintió apreciado, y tuvo excelentes amigos.
En el 86 aniversario de su fallecimiento, he querido rescatar esta página preciosa, dedicada a su apreciada amiga Mary Santiago Mirat.
Vemos por sus artículos que disfrutó las poesías de Juana de Ibarbourou. En sucesivos post, comprobaremos que vuelve a sus poemas, unos días más tarde.
Continuará
Dejo también el enlace de un artículo que escribió Antonio G. de Linaresdirector de la revista Crónica, y que apareció publicado en la correspondiente al 10 de enero de 1932, pág.5., y transcribo un fragmento:    
[...]"De Mary, el hada buena de Rojas, yo sólo supe que era y es, una señorita de la mejor sociedad de Salamanca; una señorita que admiraba al hombre de talento y de cultura excepcionales que era Rojas, y se apiadaba de sus miserias, de sus flaquezas y de sus desgracias. «Mi sobrina Mary», la llamaba Rojas. Pero más que la sobrina, era la hermana del alma: la que prevenía, la que aconsejaba y la que en las horas malas prodigaba ayuda y consuelo.
Más de una vez, en días señalados—el de su santo, el de su cumpleaños, la víspera de Nochebuena—, Rojas  llegó a mi despacho mostrándome una carta certificada que acababa de recibir, con el sobre escrito a máquina, y en su interior, prendidos a un pliego en blanco, algunos billetes.

Rojas declaraba: No sé quién me manda este dinero, maestrito. Pero llega como enviado por el cielo. ¡Estaba ya sin un cuarto!
Yo examinaba los matasellos. La carta venía siempre de Salamanca. Y sobre el pliego en blanco, donde nadie había trazado signo alguno, yo leía siempre, con inmensa ternura, el nombre del hada buena y discreta, de la hermana del alma: de Mary.

En los telegramas que refieren la muerte y el entierro del pobre Rojas se habla de las coronas de flores que cubrían el ataúd. Y se dice que una de ellas llevaba en las cintas esta dedicatoria: «A Pepe Sánchez Rojas, con mucho cariño, Mary Santiago Vidal.»
Por vez primera leo los apellidos del hada buena; de esta Mary que iluminó con dulce y pura luz las tinieblas del bohemio y triste poeta; esta Mary a quien no conozco, y que, sin embargo, desde hace mucho tiempo, y por el bien que hizo al gran amigo común, tiene un altar en mi corazón."
------
Para saber más:
BLOG :ENTRE EL TORMES Y BUTARQUE de GERARDO NIETO

https://www.youtube.com/watch?v=yMDhyxAwv8Q
EL DULCE MILAGRO
--

MIS BLOGS:

12/06/2017

ÁNGEL BARJA (3) -


 Fotografía hecha el día 2 de diciembre
---
España Canto y Poesía
Canciones populares del Reino de León

AL LADO DE MI CABAÑA
p.46
p.47

p.48
--

Edición: Diputación de León 1988
Ángel Barja -Obra musical
Catálogo y Antología
Luis G. Viñuela

-------------


Edición: Instituto Leonés de Cultura- Diputación de León (2006)
'El legado musical de Ángel Barja' -Obra instrumental
Enrique Igoa Mateos

Abrimos sus páginas y encontramos una bonita dedicatoria doble:

"A Begoña, memoria viva y entrañable de la presencia de Ángel Barja"
"A los leoneses, para que la memoria de Ángel perviva siempre en sus oídos y en sus corazones."

Y en la Biografía, sencilla y documentada:

pág.19 [...]"El 20 de agosto de 1950 llega al colegio de los Padres Redentoristas de El Espino (Burgos) para cursar el Bachillerato [...]

[...]Compone a los quince años su primera obra coral, Campanas de Bastabales, sobre un texto de Rosalía de Castro, para coro a cuatro voces y solo de bajo, que se estrenó en las fiestas del colegio. Además escribió melodías sobre textos de Bécquer, Juan Ramón Jiménez, Aleixandre, etc.
En el verano de 1956 deja El Espino. [...]

                                                            
Continuará...

A modo de explicación

Rosa, en su Blog 'Cocina y cultura', -el día de Santa Cecilia, Patrona de los músicos-, tenía un precioso recuerdo para Ángel Barja. Y ayer, en un comentario, -en mi post de Antonio José- me decía:
"El próximo martes se presentarán en el 'Auditorio Ángel Barja' los "Salmos de la Meseta" de Ángel."
---

Me uno al homenaje, con este post, y esta bonita canción popular, que él armonizó:



https://www.youtube.com/watch?v=bz3U5brPNVg
Canción: Al lado de mi cabaña
ÁNGEL BARJA (Ourense 1938 - León 1987) Solista: BELÉN GONZÁLEZ
CORAL SALVÉ DE LAREDO Director: JOSÉ LUIS OCEJO Grabado el audio el año 1993 en el Santuario de la Bien Aparecida

---

MIS BLOGS:


11/05/2017

JOSÉ SÁNCHEZ ROJAS (19) - PÁGINAS AUTOBIOGRÁFICAS -EL ADELANTO



"Insólita fotografía del bohemio escritor, hacia 1918"
Julián Moreiro Prieto - (1984)
---

Blog 'Entre el Tormes y Butarque' (recogido en su Archivo)  


CRÓNICAS DE SÁNCHEZ ROJAS
PÁGINAS AUTOBIOGRÁFICAS

"La gerencia de una gran revista americana, nos ha invitado a media docena de escritores españoles a trazar nuestras autobiografías. Yo he escrito, enviado y certificado la mía, hoy. Me interesa que se conozca en Salamanca; estas páginas dicen así:

“Apenas si yo me llamo Pepe. Nací…iba a decir el año en que nací, pero los escritores, como las mujeres, no tenemos edad, o como decía Cánovas, tenemos la edad que ejercemos. Nací, digo, de una familia castellana, en un pueblo histórico de la provincia de Salamanca, expulsado con dos meses y medio de anticipación del vientre de mi madre. No soy siquiera sietemesino, y dicen los que me vieron que era tamaño como un conejito, feo, sin las uñas formadas y apenas con cuero cabelludo. Un verdadero mónstruo. Me dieron agua de socorro y, la vida de mi madre y la mía, pendientes estuvieron de un hilo, hasta dos meses y medio después, en que empezó mi verdadera formación fisiológica. Pero luego fui rollizo y muy mamón –mamé cerca de dos años y medio, según las crónicas-, y de una voracidad insaciable. No fui nunca niño precoz, como os cuentan otros colegas que lo fueron ellos, sino muy lento y bastante tímido. A mi madre la llamé siempre “tata”; a la rolla Lorenza, “Ina”; a la leche, “michi”, y al chocolate, “tate” o “tete”, según el humor que tenía en abrir la boca.

Me llevaron a la escuela creo que a los cuatro años. Allí tampoco se guarda recuerdo de que asombrara a nadie. Pero quise al maestro -¡pobre don Nicolás Caballero Blázquez!-, con todas las veras de mi corazón de niño. Don Nicolás  (*)  me regalaba continuamente libros, estampas, caramelos. Mi primer examen lucido me valió un dominó de pastillas de chocolate que me regaló mi padre. Aquel año presidió los exámenes el alcalde de Alba de Tormes, don Pedro Canto, que me quería mucho y que me preguntó lo del templo de Sansón con lo de la cabellera de Dalila, los ríos de España y la Salve. Yo no quise pedirle permiso para ciertos menesteres urgentes y de menor categoría que me apretaban de verdad, por miedo a que creyera una deserción lo que era simplemente urgente menester, y mantuve la línea de fuego –o de agua- en el campo de batalla. Fui soberbio y meón al mismo tiempo.

De aquella escuela me llevaron a la de otro pedagogo que me tiraba de las orejas y que rompía las varas de fresno sobre mis costillas de niño de siete años, hasta que mi padre se cuadró, poniendo coto a las demasías de aquel ilustre majadero, bien avenido con los retoños de los ricachones, a los que adulaba.

A los diez años empecé el bachillerato. Recuerdo a un cadete que hablaba con su novia, una rubia muy guapa, en la muralla de Ciudad Rodrigo, cerca de la ventana de mi cuarto, y al santo abrigo de la ciudad; eran amigos de mi padre. Aprendí muy bien Historia natural, Psicología y francés, y me aficioné grandemente a la lectura. Aún recuerdo con emoción unas novelitas blancas, editadas por el Sr. Máme de Tour, que me regalaba mi querido profesor de francés, D. Perfecto S. Benito, un clérigo liberal y simpatiquísimo, lleno de inteligencia y de cordialidad.

Pude verle unos días antes de morir, hace cinco años, en el Palacio Episcopal de Palencia, cuando salí de la Prisión militar de Oviedo,(**) y nuestra última charla fue lenta, triste, y por su parte, augusta y majestuosa como una puesta de sol. ¡Pobre perfecto!

En Ciudad Rodrigo pasé cinco años, hasta los quince. A los catorce me gustó una muchacha. A los quince me hicieron bachiller y fumé los primeros pitillos. Luego, en la Universidad de Salamanca, me crié a la vera de D. Pedro Dorado Montero. Y el diablo me apuntó la horrenda idea de escribir. El poeta Cándido Rodríguez Pinilla fue mi sabio y discreto maestro en las primeras andanzas. Mi primer artículo lo publiqué en una revista de niños luises, “El Estímulo”, y mi primera conferencia, a los dieciséis años, versó sobre “Las novelas de José María de Pereda”. Y mi vida de escolar en Salamanca, fue deliciosamente inquieta.


¡Días dorados aquellos, reja del primer amor que no se olvida, amistad de Cándido, de Paco, de Marcelino, de Fernando, de Julio, de Luis, de José María, de Filiberto, de don Miguel: habéis sido el faro en las horas de tinieblas y la fe que me ayudaba a subir la cuesta en los días de angustia! En unas asignaturas era el primero y en otras de los últimos!

Unamuno y Dorado me enseñaron a pensar y sentir. ¡Aquella cátedra de Derecho Penal, herrumbrosa, discreta, aquel hombre –nada menos y nada más que un hombre-  que andaba a cintarazos con las ideas para acallar el dolor lacerante de su corazón! ¡Don Miguel, los paseos de don Miguel, aquellos monólogos suyos preñados de pasión y de ideas, nobles, luminosos y claros! Salamanca es mi patria espiritual, ya que no fuera materialmente la de mi nacimiento, y en la ausencia reconstruyo sus facciones con el mismo diligente cuidado con que recuerda un ausente los ojos, y la boca, y los brazos de la mujer amada.

Conocí Madrid a la edad del pero –a los veintiún años-, hice bastantes sandeces, tiré mis afectos de mozo por la ventana y marché a Italia. En Italia –Bolonia, Florencia, Milán, Roma- consumí los no despreciables ingresos de mi padre, casi por completo. Estuve después en Suiza. Luego en París. Después recorrí España, casi por entero. Muerto mi padre, comenzó una vida muy dura para mí, que he concluido hace pocos meses. Literalmente, la cazurrería, la memez, la indignidad de los desocupados, de los envidiosos y de los melancólicos, me echaron del pueblo en que nací. Cometí varios delitos; no robé. Durante un año que ejercí la abogacía, no reconocí ninguna superioridad en los botarates  que viven de la renta, de la usura, o de la ganzúa. Pero, ¡bah!, aquello pasó, y paisanos tengo como don Luis de Zúñiga y otros amigos, no llegan a cuatro, a los que me unen los afectos más hondos, duraderos y leales.

¡Y he vivido, queridos amigos míos, he vivido…que no es poco! Gracias a una campaña mía, dos inocentes fueron indultados de dieciséis años de presidio, contra la labor subterránea de un escribano, la inconsciencia de un juez y el desahogo de un curialillo, paisano mío, que se atribuía las gestiones que Eudoxio de Castro y yo efectuábamos en Madrid. Gracias a mi tenacidad, se celebró en 1914 el Centenario de la Beatificación de Santa Teresa en Alba de Tormes. La política -¡a cualquiera cosa llamamos política!- de este pueblo, giraba en torno a mí, hace unos años. He podido ser diputado y subsecretario -¿a que no me desmienten ni Santiago Alba ni Francisco Cambó- Y no me ha dado la gana. Mi pluma no me ha servido jamás de grosería. No tengo más que reclamaciones públicas y confesables con los cajeros de los muchos diarios y revistas en que ahora, asiduamente, colaboro, y que me dan desde hace unos meses para vivir con decoro.

A medida que pasa el tiempo, tengo aspiraciones muy modestas. No creo en la gloria; no me gusta María Guerrero; no leo a Raírez Ángel, a Hernández Catá, a Carretero, a Belda. Me cargan los literatos –con las excepciones consiguientes- porque son bestezuelas inmundas, llenas de vanidad y de estupidez. Prefiero la amistad de gente sencilla y buena. Mis aficiones, los viajes, los libros; las cuartillas. También me agrada conversar –y converso mucho- con mujeres guapas.

Cuando mis amigos me suponen contento, no saben que daría todo mi nombre, si alguno tuviera, por un hogar modesto, por unos ojos de mujer honrada donde pudiera contemplar lo infinito, y, sobre todo, por tener cerca de mi corazón o de mis manos, la cabellera de un niño, o mejor aún de una niña, que pudiera deshacer en silencio y con deleite. Y para lograr esto, que es tan poco, y que sin embargo, es todo en la vida de gentes fundamentalmente afectivas, como yo, tenemos que luchar diez o doce años. Y al final de la lucha, cuando disponemos de un solar en el Hipódromo, cerca de la Castellana y el arquitecto nos trae los planos del hotel…advertimos que estamos solos y que a cuenta del fantasma de la popularidad, hemos ahuyentado la realidad de una ventura. Eso sí: no guardo espinas de los días de lucha y no quiero mal a nadie. Los bellacos de la pluma, los chulos del éxito fácil, los eternos filisteos, son hoy también mis amigos. Ahora les digo, confidencialmente que, como tenía fé en mi esfuerzo, no me quitaron el sueño ninguna noche. Los pobres se hirieron a sí mismos con las armas de su inconsciencia, de su ignorancia, de su desdén disimulado y envidioso…"

José Sánchez Rojas

A modo de comentario

He transcrito este artículo de Sánchez Rojas, porque nadie mejor que él podía explicarnos su personalidad.
Me llamó la atención esa imagen que repite en sus escritos:..."sobre todo, por tener cerca de mi corazón o de mis manos, la cabellera de un niño "...
En entradas sucesivas veremos el buen recuerdo que guardaba de su primera estancia de tres meses en Burgos -en 1912 -, como Registrador de la Propiedad interino, y de sus repetidas visitas, de las cuales dejó constancia en interesantes y poéticos textos.  

Notas
Para saber más de José Sánchez Rojas:

BLOG 'ENTRE EL TORMES Y BUTARQUE'.

(*) Entrada de mi Blog, en la que recogía un precioso texto de José Sánchez Rojas, en el que -años después de estas páginas autobiográficas- evocaba a su querido maestro Don Nicolás Caballero.
(**)pág. 47 SÁNCHEZ ROJAS - CRÓNICA DE UN CRONISTA: [1917]"Sánchez Rojas sufre un breve arresto durante el mes de septiembre y pasa algunas horas en la cárcel de Oviedo."
...Continuará


https://www.youtube.com/watch?v=9ZEGLS9YMJc
Canto de segadores
(interpreta Nuevo Mester de Juglaría)
---

MIS BLOGS: