10/24/2014

CONCHA ESPINA - De Antonio Machado a Su Grande y Secreto AMOR


De Antonio Machado a Su Grande y Secreto AMOR - 

LIFESA


---

Copio de Wikipedia:

"Hasta 1950, las interpretaciones que la crítica literaria dio al significado de Guiomar carecieron de base al desconocerse lo que había detrás de ese nombre. A partir de aquel año, el libro de Concha Espina la identificó con una desconocida a quien Machado dirigía las enamoradas cartas que allí se hacían públicas por primera vez. Y aunque con esas claves la conexión parecía evidente, la información era tan fragmentaria que todavía autorizaba a algunos biógrafos y estudiosos de Machado a atribuir a Guiomar otros significados diferentes."
--
He empleado muchas horas leyendo y releyendo, el libro con el que ilustro la entrada, cotejando una y otra vez el contenido de cada página, y mirando con lupa cada renglón. Confieso que -con frecuencia-  tenía que repetirme la frase 
"No hay libro tan malo que no tenga algo bueno."
 que Cervantes -en el capítulo III de la segunda parte- hace pronunciar al bachiller Sansón Carrasco.
---

El libro sorprendió y planteó serias preguntas desde su aparición. Sólo con la perspectiva que da el tiempo, y la libertad de expresión -ganada a pulso durante estos años-, pueden ponerse en duda -en voz alta-, las palabras de la gran dama de las letras: Doña Concha Espina.

En todos los estudios que han llegado a mis manos y han pasado por mis ojos, parece que aceptan la autenticidad de "las cartas", ahora en la Biblioteca Nacional de Madrid, donadas por las hijas de Pilar de Valderrama.

Imagino que esos fragmentos manuscritos, antes de ser publicados por la candidata a Premio Nobel, y que decía pertenecían a nuestro gran poeta Antonio Machado, serían estudiados por personas competentes, al carecer de visión. En esos años, y desde tiempo atrás, en España, parece que la máxima autoridad en conocimientos grafológicos, era Matilde Ras, amiga de Concha Espina y de Pilar de Valderrama.


Matilde Ras


¿Qué opinaría, la experta grafóloga, colaboradora en prensa desde principios de siglo, 
de esos manuscritos tan descuidados
"supuestamente" 
enviados por un enamorado a una musa tan sofisticada y elegante? 
con apariencia -algunos- de auténticas "virutas de carpintería" (= borradores),
que se nos presentan -en facsímil- desde la página 143 a 184.
pág.14[...]"los manuscritos que me sirven de originales, los publico al final de este volumen como auténtico testimonio de mis glosas."

--- 

pág. 13[...]"Pronto inventé los rasgos materiales de la dama feliz
[...]Apoyé mi diseño mental en frases del mismo poeta, trazando mi dibujo por las huellas que el enamorado imprimía en sus escritos con fulminantes elogios. Y le puse nombre a la enamorada: la llamé Guiomar, puesto que Machado la llamaba así en vehementes y numerosos poemas:
[...]Así tuvo ella alma y cuerpo en mi fantasía.
--------

Nacen muchas preguntas:

¿Se trató de un juego de Doña Concha Espina, para poner a trabajar a todos los machadianos amantes de la poesía, que iban a emplear su tiempo en busca de la Guiomar que ella creaba en su imaginación?
Tenemos el ejemplo, entre muchos, de Miguel Ángel Baamonde.

(Recordemos que desde 1950 a 1980, no se tuvo acceso ni siquiera a los facsímiles completos)

¿Quería eliminar la idea de fidelidad,
al recuerdo de la amada desaparecida -Leonor- de la vida real de D. Antonio
¿Le molestaba la certeza de la musa inexistente en carne y hueso?
¿Guardaba algún rencor a los hermanos Machado?
¿Pretendía conseguir un "best seller"?
Son muchas las preguntas, que trataremos de ir resolviendo.
¿Quién era --pág.8- el "erudito de mucho crédito intelectual" que puso en sus manos esos "autógrafos peregrinos"?,
que en principio empleaba "un ruego , insistente, casi conminatorio" 
para transformarse en autoritario: 
"Porque sí"
¿Y -pág.71- ..."el incógnito don César, caballero guión de mis cuartillas, obstinado en no darse a conocer en ellas" 

¿Por qué no se habló -y se publicaron- en vida de Manuel Machado?
-----

Leemos en Wikipedia:  [De Antonio Machado]: "Dicho en palabras de Gerardo Diego,
  
«hablaba en verso y vivía en poesía»"
  

(y podemos leer estos recuerdos, en la hemeroteca de El País, del 27 de noviembre de 1981)
-----

Me habría gustado encontrar, en YouTube, algún documento grabado de 
pero casi con seguridad no existió documento de cine.

de Regino Sáinz de la Maza, burgalés, 
y yerno de D.ª Concha Espina. 



...Continuará

---
MIS BLOGS:



8 comentarios:

  1. Precioso, un beso para ti. Feliz Finde Gelu y un fuerte abrazo¡

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, Am. Azzul:

    Gracias. Te dejo este enlace con pinturas de Julio Romero de Torres y música que compuso Ángel Barrios, para ‘La Lola se va a los puertos’, que no se estrenó hasta 1951. (Ian Gibson.pág.556)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Estoy intrigada por las dudas que planteas.¿Sería posible una manipulación así?
    Machado "hablaba en verso y vivía en poesía". Lo podemos comprobar en sus cartas de la vida cotidiana, algunas de las cuales las publicó Gibson. ¿Te acuerdas de aquellas cartas de Bécquer tan vulgares? Llamaban la atención viniendo de un poeta. Antonio Machado nunca hubiera escrito así, era poeta las 24 horas del día.
    ¡Ay, doña Concha Espina!
    Un abrazo, Gelu.

    ResponderEliminar
  4. Es un gran trabajo Gelu, gracias por el regalo.
    Precioso¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Amapola Azul:
      Gracias a ti, por tus poemas y comentarios tan ingenuos y bonitos.
      Abrazos

      Eliminar
  5. Doña erre que erre...
    Contigo no podrán.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, TORO SALVAJE:

      No es un pulso.
      Copio, de Antonio Machado:
      Nuevas canciones (1917-1930)
      CLXI Proverbios y cantares- (A José Ortega y Gasset)
      LXXXV

      ¿Tu verdad? No, la Verdad,
      y ven conmigo a buscarla.
      La tuya, guárdatela.

      [pág.643 Poesías Completas- Tomo I- 1989- Oreste Macrì]

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Buenas noches, Abejita de la Vega:

    No me gusta “la inventiva” sobre personas reales.
    Y en este caso, aceptar -sin más-, es comulgar con ruedas de molino.
    Doña Concha pretendía destruir una leyenda.
    Enlazo una canción, que volveremos a escuchar en esta serie de entradas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar